Inicio » Salud » Varicela

Varicela

Infección producida por el virus herpes zóster. Es muy contagiosa y se transmite directamente a través de las lesiones que se producen en la piel o por vía respiratoria.

Tanto las secreciones respiratorias como el liquido de las vesículas tienen la capacidad de contagiar hasta que las lesiones se secan. Tiene un periodo de incubación de 14 a 21 días. Se presenta mediante vesículas llenas de líquido claro cubiertas de una fina capa de piel que se rompe con facilidad formando una costra.

Las zonas más afectadas son la espalda, el pecho y el cuero cabelludo. En los casos floridos, aparecen vesículas en toda la superficie del cuerpo, especialmente genitales, y zonas donde la ropa hace presión sobre la piel.

La varicela no suele ser una enfermedad grave, excepto cuando afecta al cerebro (meningitis por varicela), al pulmón (neumonía por varicela) o a los ojos (queratitis, con riesgo de alteración de la visión por las cicatrices residual es). Aunque poco frecuente, es posible padecer segundos episodios de varicela. Por el contrario, los niños que han sufrido la enfermedad pueden padecer zóster, varios años más tarde, por reactivación de los virus de varicela que quedaron acantonados en zonas del tejido nervioso.

El tratamiento incluye antihistamínicos para reducir el picor, baño diario para evitar la sobreinfección de las vesículas y para calmar el picor, mantener las uñaa y limpias. No se debe dar ácido salicílico. Se puede prevenir la infección administrando una vacuna a partir de los meses.