Inicio » Embarazo » MONITORIZACIÓN FETAL

MONITORIZACIÓN FETAL

monitorizacionSobre el abdomen de la madre se coloca una especie de cinturón con dos sensores conectados a un ordenador, que registran los latidos del corazón del bebé y las contracciones uterinas maternas en un rollo de papel continuo.

Así se sabe con fiabilidad cómo reacciona el corazón del niño cuando, por las contracciones, baja el flujo sanguíneo que suministra a placenta. Si tiene unas buenas reservas, las contracciones no tienen que suponer una calda en el ritmo cardiaco, pero si no es así, el registro reflejará que el corazón del pequeño lato de forma inadecuada.

Con esta prueba también se detectan los movimientos del bebé. Por supuesto, para hacerla es necesario que el bebé esté totalmente despierto Si se durmiera, un buen truco pare «espabilarle» es que la madre se coma un bombón, pues como el bebé es un goloso empedernido el subidón de glucosa que se produce le hará salir de los brazos de Morfeo.

  • Esta prueba suele realizarse a partir de la semana 368-378 de la gestación o, incluso antes, si se trata de un embarazo de riesgo o hay amenaza de parto antes de la fecha prevista para dar a luz.