Inicio » Embarazo » Parto » Dar a luz en el hospital

Dar a luz en el hospital

manos_parto_bebeguia

manos_parto_bebeguia

Los accidentes relacionados con el parto han disminuido desde que los nacimientos se realizan en el marco médico. Un establecimiento hospitalario tiene todo el personal necesario para el cuidado de la madre y del recién nacido. El equipo básico, disponible las 24 horas del día, se compone de una comadrona, un tocólogo y un anestesista. Si es necesario practicar una cesaría, se incorporan al equipo una enfermera y un auxiliar. Un pediatra se encarga de examinar al recién nacido y está dispuesto a intervenir de urgencia si tiene necesidad de alguna atención especial.

La sala de partos, en la que tendrá lugar el acontecimiento esté equipada con todo el instrumental requerido para la ocasión y el oportuno material de reanimación por si surge algún problema. Cerca de esta sala hay un quirófano, donde en cualquier momento puede procederse a una cesárea. Siempre se dispone de una incubadora por si hay que mantener al bebé a una determinada temperatura o debe ser trasladado al servicio de neonatología (en el caso de que su estado exija cuidados especializados).

En resumen, está todo previsto para la seguridad de la madre y la del bebé.
Cuando se trata de embarazos de riesgo, se precisa una vigilancia particular o se declara una enfermedad durante el embarazo, lo mejor es contar con la perfecta seguridad de un establecimiento especializado, provisto de todos los medios de vigilancia e intervención. Es el caso, por ejemplo, de la necesidad de una operación inmediata del recién nacido en caso de una malformación.
Una vez haya decidido donde dala a luz, no espere demasiado para pedir hora para una consulta. El equipo del centro se encargará de darle todas las indicaciones necesarias.~s consultas que deberá realizar en el centro, los documentos necesarios para completar su historial, los trámites de inscripción para el parto, etc.