Inicio » Educación » Cosas que ayudan a la hora de lavarle el pelo a tu hijo

Cosas que ayudan a la hora de lavarle el pelo a tu hijo

lavarle-el-pelo-al-ninoSi el niño es muy pequeño y ya le altera que le laven la cabeza, ofrezcámosle un juguete o tratemos de hablarle con naturalidad y cariño o distraerle mientras le lavamos. Cuando es mayor y se resiste, hay que razonar con él. Hablemos en un momento que esté tranquilo, y preguntémosle qué cosas le ayudarían a no pasarlo mal. Ya sabe que lavarse la cabeza es imprescindible, por lo tanto, tenemos que buscar soluciones que le hagan el trámite más llevadero. Podemos hacerlo todos los días, cada dos o cada tres, pero hay que hacerlo.

 

Otras posibilidades:

 

  • Pongamos una vistosa pegatina en el techo, con un motivo infantil 0 un personaje del agrado del niño, y pidámosle que la mire con el fin de que eche su cabeza hacia atrás y no le caiga agua en los ojos.

 

  • Dejemos que se enjabone bien el pelo y, cuando tenga mucha espuma, que se haga “peinados” y se mire al espejo.

 

  • Procuremos que el niño sienta que ejerce cierto control sobre el momento que le desagrada; por ejemplo, que él diga cuándo está preparado, que haga una cuenta atrás: “Tres, dos, uno… ¡Aclarando!” O que mientras le echamos el agua, tenga una toallita en su mano para taparse o secarse los ojos.

 

  • Vayamos con él a comprar una visera especial para lavar el pelo que evite que el agua le caiga en los ojos; las tienen en muchas tiendas de productos infantiles y en grandes superficies.

 

  • Regalémosle unas gafas de buzo o de piscina para que se las ponga mientras le aclaramos.

 

  • Dejemos que nos lave el pelo a nosotros.

 

  • Procuremos que practique lavando a sus muñecos, peinándolos, secándoles el pelo.

 

  • En vez de aclararle con la ducha, hagámoslo con una jarra, eso permitirá un mayor control para que no le caiga agua en la cara. Con estas soluciones y nuestros elogios por sus avances, pronto aceptará lavarse sin problemas.